domingo, 28 de abril de 2013

EL RETO DEL REY

Erase una vez, un Rey llamado Neptuno que lo único que hacia era llorar y llorar. El pobre rey había perdido el contacto con su más preciado reino, "el submarino".


Por ello, hizo llamar a las dos personas más valientes de su reino, al gran luchador de Sumo Toalpilar y al pequeño e ingenioso Mateo.


El Rey Neptuno les explico.

- ¡Soy un hombre triste al no poder visitar mi reino submarino, el cual esta repleto de maravillosas criaturas!,

- ¡Una malvada gárgola de enormes alas, orejas y dientes, no deja paso en la entrada a la cueva que lleva hasta él!,

- ¡Pero no es todo, pues un payaso chiflado llenó la cueva de tantos brazos que nadie es capaz de atravesarlo, pues quedas atrapado por ellos!.

El rey arrodillado sobre su pierna izquierda y con su cabeza sobre su rodilla derecha imploro a los dos valientes que consiguieran despejar el camino para poder volver a su reino submarino.

¡Os guiara mi fiel perro! .- dijo el rey Neptuno, entre sollozos.

BUAAAAAAAAA!!!!!!!!


Mateo y el luchador de Sumo Toalpilar siguieron al perro hasta un cercano bosque, en el que se toparon con la malvada gárgola que blandía una gran espada.


El perro asustado desapareció entre los árboles, mientras la gárgola gritaba .- ¡Os voy a cortar la cabeza!.

Mateo susurro al oído de Toalpilar.

- ¡Creo que se como acabar con él!,

- ¿te has fijado en sus grandes orejas?,

- ¿no conocerás alguien que toque algún instrumento?

- ¡Tocando FUERTE, FUERTE, seguro que lo espantamos!.

Y Toalpilar en voz bajita le dijo a Mateo.

- ¡Sí, conozco a un enanito que toca la tuba!.

Fueron los dos a buscarlo, pero Mateo pensó que sería insuficiente tocar solamente una tuba para espantar a la gárgola malvada.


El enanito dijo.- ¡No os preocupéis iremos con toda mi orquesta!.


La orquesta de enanitos empezaron a tocar sus instrumentos tan fuerte como pudieron.

¡TUBA, PLATILLOS, ARPA, VIOLÍN,
 TROMBÓN, CLARINETE, TAMBOR,
 FLAUTA, CHELO, SAXOFÓN
 Y ACORDEÓN, SONARON UN MONTÓN!

La gárgola malvada soltó su gran espada para taparse sus grandes orejas y salio corriendo para nunca más volver.

Ya estaban en la entrada de la cueva que daba acceso al reino submarino del Rey Neptuno, pero ante ellos gran número de brazos que sobresalían de las paredes de la cueva se movían de un lado para otro.


El luchador de Sumo Toalpilar recogió la espada de la gárgola y se abalanzó sobre los brazos, pero se la arrebataron al instante y este muerto de miedo se hizo pi-pi en su gran pañal.

¡Me voy tengo mucho miedo!.- Le dijo Toalpilar a Mateo.

Mateo observo que en la entrada de la cueva había un pequeño agujero y al acercarse comprobó que en el estaba su gran amiga la araña.


Mateo le pregunto.- ¿Araña sabes como puedo pasar?

La araña le contesto.- ¡No lo sé, pero si que puedo decirte que estos brazos no son tan malos como parecen!.

Entonces, Mateo se dio cuenta que con un poco de cariño lograría pasar la cueva y decidió saludar a todos y cada uno de los brazos que se encontrase.

¡Hola, que tal!.- Les daba la mano y ¡PLOF! desaparecían.

Así que continuo uno a uno con cariño repitiendo y repitiendo el mismo saludo.

¡Hola, que tal!            ¡PLOF!
¡Hola, que tal!            ¡PLOF!
¡Hola, que tal!            ¡PLOF!
¡Hola, que tal!            ¡PLOF!
...................

Consiguió llegar al final de la cueva, donde ante sus ojos vio el precioso reino submarino del Rey Neptuno.


No perdió tiempo he hizo que unas pequeñas pero rápidas mariposas fueran a contar al rey que ya podía volver a su querido reino submarino.


Colorín, colorado, este cuento.

Se ha acabado.


Agradecimientos:

CENTRO DE HISTORIAS DE ZARAGOZA

Imagenes de la Exposición: "LA MAGIA DEL PAPEL"

Éric Joisel (Retrato de un Artista)
Arrugado! (CRIMP)

del 14 de marzo al 16 de junio 2013.



¡No os la perdáis!




1 comentario:

  1. Hola Jesús, mañana en nuestro blog tenemos un regalito para ti ¡¡esperamos que te guste!!

    ResponderEliminar