jueves, 18 de octubre de 2012

EL TOLDO DE SALMA

Un día de Otoño, Mateo estaba absorto mirando por la ventana de su habitación, como una tormenta descargaba agua y más agua, como el viento se hacia más y más fuerte.

De repente, Mateo vio como ese viento llamado "Cierzo" se llevaba el toldo que tenía en la terraza su amiga Salma.

¡Salma, Salma, el toldo se ha volado!.- Grito Mateo, que rápidamente cogió un paraguas y fue a ver a Salma.

Cuando llego a casa de Salma se la encontró llorando, pero Mateo le prometió que en ese mismo momento iría a por su avión y no descansaría hasta recuperarlo.

CUENTOS PARA MATEO


Mateo montado en su avión pregunto a los pajaros que se encontraba:

- ¿Habeís visto el toldo de Salma? -

En Zaragoza pregunto a un cernícalo en los Galachos.- ¡Lo he visto en dirección a Huesca, va al Pirineo!.

En Huesca pregunto a un cuco en la Sierra de Guara.- ¡ Lo he visto en dirección a Jaca, va al Pirineo!.

Y por último, a un quebrantahuesos.- ¡Lo he visto en el Valle de Tena, en Peña Blanca!.

CUENTOS PARA MATEO

Mateo fue hasta Peña Blanca con su avión y con un gancho recogió el toldo de Salma.

CUENTOS PARA MATEO

En cuanto lo tuvo enganchado el toldo, voló y voló rápidamente para que Salma no llorará más.

Cuando llegó Mateo a casa de Salma, se abrazaron y rieron.


CUENTOS PARA MATEO

Y salma se quedo: ¡Contentaaaaaa! 

Colorín, colorado, este cuento.

¡Se acabo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario