jueves, 25 de octubre de 2012

EL GRILLO Y LA LUNA

Erase una vez, un Colegio en el que todos los niños eran felices porque al salir a jugar al recreo oían tocar el violín a un grillo que vivía allí.

Mateo, con un montón de amigos entre los que estaban Alberto, Bruno, Salma, Matias, Mario, Guille, Martina, Sara, se quedaban largos ratos escuchando al grillo como frotaba sus patitas para tocar su música.

- ¡Cri, cri, cri!, ¡Cri, cri, cri!, ¡Cri, cri, cri!- (Ánimo cantad una canción)

CUENTOS PARA MATEO

Pero un día se olvidaron de él, con tanto juego de pillar, de saltar y de jugar a la pelota.

- ¡Nadie me hace caso!- dijo el grillo.

jueves, 18 de octubre de 2012

EL TOLDO DE SALMA

Un día de Otoño, Mateo estaba absorto mirando por la ventana de su habitación, como una tormenta descargaba agua y más agua, como el viento se hacia más y más fuerte.

De repente, Mateo vio como ese viento llamado "Cierzo" se llevaba el toldo que tenía en la terraza su amiga Salma.

¡Salma, Salma, el toldo se ha volado!.- Grito Mateo, que rápidamente cogió un paraguas y fue a ver a Salma.

Cuando llego a casa de Salma se la encontró llorando, pero Mateo le prometió que en ese mismo momento iría a por su avión y no descansaría hasta recuperarlo.

CUENTOS PARA MATEO

jueves, 11 de octubre de 2012

LA MOTO DE MATEO

Erase una vez un niño llamado Mateo, que tenía una moto grande y reluciente.

Le gustaba dar una vuelta con ella los fines de semana, como suele hacer su tío Abel con su moto roja.

CUENTOS PARA MATEO

Mateo se preparo para ir de paseo pero nada más salir del garaje se le puso una nube negra sobre la cabeza.

Tantas ganas tenía Mateo de dar su paseo que no le importo que la nube le acompañara.

jueves, 4 de octubre de 2012

EL TRACTOR DE MATEO

El pequeño Mateo tenía un tractor de colores, el motor era rojo, la puerta amarilla y la cabina azul.

CUENTOS PARA MATEO

El fin de semana después de una dura semana de guarde decidió ir a una concentración de tractores.

Cuando llego con su tractor de colores todos se quedaron sorprendidos, puesto que los suyos estaban pintados de un solo color.


Quiero compartir este Blog con todos vosotros los cuentos que gracias a mi mala cabeza con los cuentos tradicionales, he tenido que inventar para que mi pequeño Mateo se duerma o juegue. Espero los disfrutéis con vuestros hijos como lo disfruto yo con él.